La Ley 1819 de 2016, correspondiente a la reforma tributaria estructural, modificó la forma de liquidar el impuesto de industria y comercio, incluyó una serie de reglas relacionadas con la territorialidad del impuesto y creó un formulario único nacional para la declaración y pago de este.

Además de introducir cambios en los impuestos nacionales, la Ley 1819 de diciembre 29 de 2016 modificó aquellos correspondientes al nivel departamental y municipal, entre los que se encuentra el de industria y comercio.

Cambios en la base gravable del impuesto

El impuesto de industria y comercio ya no se liquidará sobre el promedio mensual de ingresos brutos del año anterior sino sobre la totalidad de los ingresos ordinarios y extraordinarios percibidos en el año gravable.

No obstante, para determinar la base gravable no deberán incluirse aquellos ingresos provenientes de actividades exentas, excluidas o no sujetas, devoluciones, rebajas y descuentos, exportaciones y venta de activos fijos.

Es preciso tener en cuenta que los límites de las tarifas a aplicar a la base gravable no fueron modificados, es decir, continúan siendo del 2*1.000 al 7*1.000 para las actividades industriales y del 2*1.000 al 10*1.000 para las comerciales y de servicios.

Así mismo, aunque el proyecto inicial de reforma tributaria no contemplaba que los distribuidores de derivados del petróleo debían seguir pagando el impuesto de industria y comercio sobre el margen bruto fijado por el Gobierno para la comercialización de los combustibles (ver el artículo 292 de dicho proyecto), a partir de la modificación que sufrió el artículo 196 del Decreto Ley 1333 de 1986 por el artículo 342 de la Ley 1819 de 2016 volvió a establecerse la vigencia de la base gravable especial para los distribuidores de los derivados del petróleo y demás combustibles.

Reglas sobre la territorialidad del impuesto de industria y comercio

Resulta necesario tener en cuenta los siguientes aspectos de la territorialidad del impuesto de industria y comercio:

  • En la actividad comercial:
    • La actividad que se lleva a cabo en un establecimiento de comercio abierto al público o en puntos de ventas se entenderá realizada en el municipio donde estos se encuentren ubicados. En caso de no existir dichos puntos, la actividad se entenderá realizada donde se perfecciona la venta.
    • Las ventas a través de correo, catálogos, compras en línea, tele ventas y ventas electrónicas serán gravadas en el municipio donde se despache la mercancía.
    • Los ingresos productos de inversiones serán gravados en el lugar donde está ubicada la sede de la sociedad en que se tienen estas.
  • En la actividad de servicios:
    • El ingreso se entendería percibido en el lugar donde se preste el servicio.
    • En actividades de transporte, el ingreso se entendería percibido en el lugar donde se efectúa el despacho.
    • En cuanto a los servicios de televisión e internet por suscripción, el ingreso se entendería como percibido en el municipio donde resida el suscriptor y según el lugar informado en el contrato.
    • En el servicio de telefonía móvil, navegación móvil y servicio de datos el ingreso se entendería percibido en el domicilio principal del usuario registrado en el contrato o en la actualización de este. Cuando no sea posible determinar la jurisdicción, los ingresos se distribuirán en el total de municipios según su participación en los ya distribuidos.

Es importante señalar que el impuesto de industria y comercio para las actividades desarrolladas por patrimonios autónomos se causaría a favor del municipio donde estas se realicen.

Se unificará el formulario de declaración

“La reforma tributaria estructural promulgó la creación de un formulario único nacional para declarar y pagar el impuesto de industria y comercio.”

La reforma tributaria estructural promulgó la creación de un formulario único nacional para declarar y pagar el impuesto de industria y comercio. Dicho formulario será diseñado por la Dirección General de Apoyo Fiscal del Ministerio de Hacienda y Crédito Público. Al respecto, vale la pena recordar que cada municipio contaba con su propio formulario antes de la Ley 1819 de 2016.

Así mismo, según la reforma tributaria, a partir de 2018 los municipios y distritos deberán permitir que los contribuyentes puedan cumplir con sus obligaciones tributarias desde cualquier lugar del país.

Esto te puede interesar: AIU Administración, Imprevistos, Utilidad

Por último, dicha ley permite que los concejos municipales y distritales establezcan un sistema preferencial del impuesto de industria y comercio, avisos y tableros y otros impuestos o sobretasas complementarios a este para sus pequeños contribuyentes.